Objetivos del Día Mundial del Agua pendientes en Dominicana

Prensa Latina
22 Mar 2012

El Día Mundial del Agua se recibió en Dominicana con una campaña para el mejor uso del líquido y con denuncias ante el descuido de las redes hidrográficas. La campaña del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (Inapa), explicó su presidente Mariano Germán, es para que se ahorre y se proteja ese recurso natural no renovable. El Inapa reconoce que el 80 por ciento de las enfermedades que padecen los niños del mundo -entre los que se incluyen los dominicanos- están relacionados con el agua y un millón 700 mil personas en el mundo muere cada año como resultado de enfermedades vinculadas con su contaminación. Según informó el Inapa, concluyó 254 proyectos de suministro de agua potable y saneamiento por un monto de casi mil millones de dólares, a favor de una población de cinco millones 393 mil 308 personas, en el período 2004-2012. Estos trabajos representan un aumento del volumen del agua potable suministrado a la población de mil 380 millones de litros al día. Sin embargo, el miembro de la Academia de Ciencias, geólogo Osiris de León, señala que solo 34 de cada 100 hogares disponen de suministro de agua corriente, pero en la mayoría de los casos no es potable por no cumplir con el 95 por ciento del índice de potabilidad, exigido por la Organización Mundial de la Salud. Además de citar que más del 50 por ciento del volumen del agua servida a las redes no llega a las residencias, fruto de averías, y al mismo tiempo cerca de 20 por ciento del agua que llega a los hogares se desperdicia por la falta de cultura del uso del recurso. Por tal motivo, el académico propone un decreto en el cual la sociedad dominicana, en pleno ejercicio de sus derechos civiles, sociales y ambientales, decreta que a partir de este supuesta resolución, el agua queda declarada como Recurso Natural Vital, Indispensable, Accesible e Insustituible; de Libre Acceso para todo ciudadano, indistintamente de su edad, color, tamaño, credo, filiación política, posición social o económica. En consecuencia, queda prohibida su contaminación, degradación, especulación, desperdicio, aprovechamiento privado cuando afecte los intereses públicos y su comercialización mercantilista cuando afecte a los más pobres y más necesitados. A continuación se establece que la prioridad del agua es el consumo humano y la segunda prioridad la producción de alimentos, y que ninguna otra actividad social, industrial, energética, forestal, comercial, industrial, minera, turística, o de cualquier otra índole, ha de estar por encima del aprovechamiento del líquido para consumo humano y producción de alimentos.