Conagua culmina entrega de agua potable que benefició a más de 58 mil duranguenses, durante la temporada de sequía

CONAGUA
México
29 Jul 2011

Con el fin de ayudar a la población de Durango a enfrentar la temporada de sequía, la Dirección Local en la entidad de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) entregó, del 11 de abril al 26 de julio pasado, más de 26 millones 500 mil litros de agua potable en 195 localidades de los municipios San Juan de Guadalupe, Pueblo Nuevo, Simón Bolívar, Guadalupe Victoria, Cuencamé, Tlahualilo, Lerdo, Santa Clara y Rodeo, en beneficio de más de 58 mil 700 habitantes.

Al hacer un balance del operativo, el Director Local de la Conagua en Durango, Jorge Armando Nevárez Montelongo, reiteró la entrega y el compromiso de la dependencia
para ayudar a la ciudadanía a superar las épocas de estiaje, ya que como consecuencia del cambio climático se vuelven cada vez más severas.
Asimismo, calificó como un éxito este espacio de colaboración entre los tres órdenes de Gobierno y recordó que el operativo culminará el 31 de julio.

Explicó que, de acuerdo con los reportes, a partir de que se inició la temporada de lluvias, los escurrimientos reabastecen las fuentes de agua superficial, tanto para
consumo humano como para animales y cultivos, por lo que la Conagua culmina en algunas localidades, de manera paulatina y con el consentimiento de la población, el
servicio de entrega del líquido con pipas.

Subrayó que se pronostica una época de precipitaciones dentro de los parámetros normales, con dos peculiaridades: puntuales y muy localizadas. Agregó que aunque se han registrado cuatro fenómenos hidrometeorológicos en el Océano Pacífico (Adrián, Beatriz, Calvin y Dora), ninguno ha causado daños en la entidad y las bandas nubosas que han empujado a la atmósfera duranguense no han sido suficientes para provocar lluvias intensas y generalizadas.

Añadió que en los últimos 15 días, Tamazula ha sido la localidad que más lluvias registró, ya que el miércoles 20 de julio en esa localidad cayeron 58.6 milímetros (mm).
Señaló que el suelo ya empieza a saturase de agua en las partes altas de las cuencas. Un ejemplo de ello, aseveró, es que, producto de los escurrimientos, en la presa
Guadalupe Victoria —entre el 18 y el 20 de julio— ingresaron 337 mil metros cúbicos (m3) de agua, en tanto que la presa Bayacora recibió 230 mil m3.

Para finalizar, el funcionario federal hizo un llamado a la población a permanecer atenta a la información que genere Protección Civil sobre emergencias que pudieran
presentarse como consecuencia de las lluvias, a fin de reducir los riesgos para la población y las pérdidas materiales en la entidad.