Brasil

Brasil
Ficha básica: 

Situación / Ubicación

País de la América del Sur, Brasil tiene fronteras terrestre con todos los países de Sudamérica, excepto con Chile y Ecuador. Comparte algunas cuencas con case todos los países de Sudamérica, excepto con Chile. Destacanse las cuencas Amazónica y Plata.

Aspectos físicos (geográficos / clima / recursos hídricos)

Brasil es el quinto país del mundo por su superficie, con una extensión total de 8.514.876,599 km2 (IBGE/2005). Dada su diversidad de climas y paisajes se divide en 5 grandes regiones. Recientemente, con la construcción del Plan Nacional de Recursos Hídricos, el país también pasa a dividirse en 12 grandes Regiones Hidrográficas. Aproximadamente el 40% del territorio brasileño está formado por la Amazonia (rio Amazonas y sus afluyentes), formando, en el Norte, uno de los bosques tropicales más extensos del mundo. Aunque esta región no es tan desarrollada como el resto de Brasil, la Amazonía es una fuente impresionante de recursos forestales. La cuenca del Plata es un vasto Sistema, de aproximadamente 3.100.000 kilómetros cuadrados, que constituye una de las reservas hídricas más importantes del globo. Brasil comparte con los paises vizinhos las tres sub-cuencas del Plata: Paraguay, Paraná y Uruguay. El Acuífero Guaraní es un reservorio de agua subterránea. Se dice que este acuífero es transfronterizo porque se desarrolla por debajo del territorio de cuatro países sudamericanos: en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, totalizando 1.200.00 km², al sudeste de América del Sur. Más informaciones: http://www.sg-guarani.org/index/site/sistema_acuifero/sa002.php Brasil cuenta con el 53% de la disponibilidad sudamericana de recursos hídricos y el 12% de todo el mundo. La geografía de la región divide al país en cuatro zonas climáticas distintas: la Amazonía, con un clima típicamente tropical y húmedo por las constantes y fuertes lluvias; la meseta brasileña, donde se pueden distinguir claramente las épocas de lluvia y sequía; la zona costera con un clima cálido y tropical; y la zona sur, con temperaturas estacionales y templadas. El invierno brasileño va de junio a agosto, con temperaturas entre 13ºC y 18ºC; mientras el verano empieza en diciembre y se prolonga hasta febrero. La época de lluvias coincide con los meses de verano, pero en el norte éstas se presentan a lo largo del año, con temperaturas promedio de 27ºC.

Organización política y adminstrativa

El Estado unitario que había prevalecido durante la monarquía (1822-1889) se transformó en federación, con las antiguas provincias (ahora llamadas estados) pasando a ejercer una influencia decisiva. La Constitución actual en vigor, promulgada en octubre de 1988, transfirió una importante parcela de poder a los estados y municipios.

Mas información

Aspectos demográficos

Según el IBGE, la población brasilera está estimada en 184.398.098 habitantes (26/08/2005). En el censo de Población de 2000, Brasil cuentaba con 169.799.170 de habitantes en ese año y registraba una tasa de crecimiento anual promedio para la última década de 1,3% y distribución heterogenea. El porcentaje de población que reside en núcleos urbanos es del 81,25%.

Mas información

Aspectos de educación y sociales

El porcentaje de hogares bajo la línea de pobreza ha disminuido de 41%, en 1990, a 37% en 1993 y a 29% en 1996; aunque para ese último año, en las zonas rurales todavía se registraba una pobreza del orden del 46%. Por otro lado, la distribución del ingreso no ha mejorado significativamente: mientras, en 1990, el 40% de los hogares más pobres contabilizaba una participación en el ingreso de 10,3% y 14,5% en las zonas urbanas y rurales, respectivamente, en 1996 estas cifras fueron 10,5% y 13,4%, respectivamente. Los niveles de gasto per cápita, estimados a partir de la Encuesta sobre Patrones de Vida (PPV) de 1996-97, muestran que en las zonas urbanas éste es 3,5 veces superior al de las zonas rurales y que el Noreste rural es la zona más pobre del país; en tanto que el Sureste urbano presenta el mayor gasto per cápita familiar (4.891 Reales al año). Entre 1990 y 1998, la tasa anual de desempleo promedio fue de 5,4%, a pesar de que, en 1998, el 7,6% de los brasileños económicamente activos estaban desempleados. Brasil ocupa la 69ª posición en la lista de países del PNUD según el índice IDH (Índice de Desarrollo Humano).

Aspectos económicos

La expansión de la economía brasileña, durante los noventa, alcanzó su máximo nivel en 1994, con una tasa de crecimiento del PIB de casi 6%. De ahí en adelante, el crecimiento de la economía se ha mantenido entre el 4% y 3% anual, siendo afectado por las crisis internacionales de finales de los noventa. En 1995, hubo una caída significativa en los índices inflacionarios. En promedio, hubo una reducción de la inflación de 20 % anual, comprobada por cualquier indicador utilizado. Antes del Plan Real, la inflación se situaba alrededor del 50 % mensual. Los índices de 1995 son los más bajos desde el comienzo de los años 70. En 1996 la inflación deberá ser más baja que en 1995, y en 1997 aún menor que la de 1996.

Mas información

Aspectos de salud

Los indicadores de desarrollo humano revelan mejoras con respecto a la década anterior. Esto refleja, en parte, mejoras en las tasas de mortalidad general y de mortalidad infantil, 7 y 37 de cada mil habitantes en 2000, respectivamente; incrementos en la esperanza de vida, que en 2000 alcanza los 69 años de edad; y reducciones en la tasa de analfabetismo, que ha pasado del 19% al 15,5% entre 1990 y 1999. Así, el IDH de Brasil pasó de 0,706 en 1990, a 0,747 en 1999, logrando que este país se ubique en el puesto 28º dentro del grupo de países de desarrollo humano medio y en el puesto 69º del ranking mundial. Otras informaciones están disponibles en http://www.opas.org.br/observatorio/Arquivos/Sala97.pdf El gasto en salud ha registrado un modesto aumento, pasando de un 3% del PIB en 1990 al 3,4% hacia 1998; mientras que el gasto público en educación, para 1997, fue de 5,1% del PIB. Brasil cuenta con un índice de cobertura de abastecimiento de agua del orden del 90% en las áreas urbanas. Alcanzar la universalización pretendida en la cobertura de servicios básicos de saneamiento requiere hacerle frente a grandes desafíos, relacionados principalmente a las características de los déficits, concentrados en la periferia de las grandes ciudades y en los pequeños municipios dispersos del país. Se estima que sean necesarios recursos del orden de US$ 40 billones, distribuidos a lo largo de 10 años para hacerle frente a este desafío. Para toda América Latina esta cifra podría alcanzar los U$150 billones.

Más información

Formulación de políticas y planificación: 

La Política Nacional de Recursos Hídricos es el resultado de um proceso cuyo movimiento se dio de abajo hacia arriba, o sea, tuvo como origen la voluntad de la sociedad brasileña de asegurar a la actual y a las futuras generaciones la necesaria disponibilidad de agua, en padrones de calidad adecuados a los respectivos usos, la utilización racional e integrada de los recursos hídricos, incluyendo el transporte marítimo, con vistas al desarrollo sustentable y la prevención y la defensa contra eventos hidrológicos críticos de origen natural o resultantes del uso inadecuado de los recursos naturales.

En ese proceso fue muy importante el papel desempeñado por los estados, siendo São Paulo la unidad de la Federación que lideró la iniciativa, promulgando la Ley n º 7.663, del 31 de diciembre de 1991, que es el marco histórico legal de ese liderazgo. La anticipación de los Estados en ese proceso de organizarse para la gestión de los recursos hídricos vino como resultado del establecimiento, a partir de la Constitución de 1988, de dos dominios para los cuerpos del agua en Brasil, además de la necesidad de establecer parámetros de consumo, revertir graves problemas de contaminación, entre otras situaciones que exigían una inmediata solución. La Unión debe articularse con los Estados teniendo en vista la administración de los recursos hídricos de interés comun.

La Ley n º 9433/97 instituye la Política Nacional de Recursos Hídricos y define la estructura jurídico-administrativa del Sistema Nacional de Recursos Hídricos , reglamentando el inciso XIX del artículo 21 de la Constitución Federal. Entre sus aspectos innovadores está la forma descentralizada y participativa del proceso de gestión de recursos hídricos de Brasil, la gestión de los recursos hídricos que debe siempre proporcionar el uso múltiplo de las aguas, la cuenca hidrográfica como la unidad territorial para implementación de la Política Nacional de Recursos Hídricos y la actuación del Sistema Nacional de Gerenciamento de Recursos Hídricos, así como la consideración del agua como un bien que, además ser de domínio público, es también un recursos natural limitado, dotado de valor económico.

El carácter sencillo del texto final se dio en razón de la diversidad hidrográfica, geomorfológica, hidrogeológica, edafológica y antrópica del País que, para ser contemplada, implicó la redacción de un texto que se ciñera a proclamar los princípios del sector, establecer los instrumentos de política y proponer un esbozo institucional capaz de colocar em práctica esos instrumentos. La institución del Sistema Nacional de Gerenciamento de Recursos Hídricos (SINGREH) constituído del Consejo Nacional de Recursos Hídricos y Consejos Estatales de Recursos Hídricos , además de los Comités de Cuenca de domínio de la Unión y de domínio de los Estados, todos como órganos colegiados, define el caracter de descentralización y participación de la Política, con "Parlamentos del Agua" donde se discutir las soluciones de los problemas existentes.

Estos órganos colegiados deben reunir tres importantes sectores de interés en recursos hídricos: el sector gubernamental (federal, estatal y municipal, de elaboración de políticas y de implementación), los usuarios de las aguas en su área de actuación (saneamiento, regadio, industrial, generación de eletricidad, navegación, turismo y lazer, pesquería) e representante de la sociedad civil, a traves de entidades civiles de recursos hídricos con actuación comprobada en la cuenca.

El Ministério del Medio Ambiente (MMA) participa del SINGREH a través de la Secretaria de Recursos Hídricos (SRH) y de la Agencia Nacional de Aguas (ANA). La SRH es la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH) y también responsable por la elaboración de políticas en el país. Entre sus tareas está la elaboración y posterior monitoreo del Plan Nacional de Recursos Hídricos.

La Agência Nacional de Aguas (ANA) es entidad federal de coordinación y apoyo a la implementación del SINGREH. Entre su competencias está tareas como el otorgamiento de derechos de uso de recursos hídricos de domínio de la Unión, la implantación y operación del Sistema Nacional de Informaciones sobre Recursos Hídricos y prestar apoyo para la creación de comités de cuencas hidrográficas

Estructura y tecnificación del Regadío: 

Por su relevancia en el contexto del SIAGUA, destacanse dos de los sectores usuarios: saneamiento (agua potable, tratamiento de efluentes líquidos) y regadio. Informaciones detalladas sobre estos sectores están disponibles en los siguientes sítios web:

Búsqueda por palabra clave (saneamento, irrigação):

Saneamiento:

Regadio: