España

Bandera de España
Ficha básica: 

Situación / Ubicación

España es un estado miembro de la Unión Europea situado en el suroeste de Europa. Ocupa el 85% de la Península Ibérica. Parte de su territorio se extiende al Mar Mediterráneo (Islas Baleares), en el Océano Atlántico (Islas Canarias) y norte del continente africano (Ceuta y Melilla). Comparte frontera con Francia y el Principado de Andorra en el norte y con Portugal al oeste.

España tiene una superficie de 505.957 Kilómetros cuadrados, siendo el tercer país europeo más grande después de Rusia y Francia. Los Pirineos actúan de frontera natural con Francia.

Localizacion Argentina
Figura 1: Localización Geográfica de España

Aspectos físicos (geográficos / clima / recursos hídricos)

La Península Ibérica, dada su situación entre dos grandes masas marinas (Atlántico y Mediterráneo) y dos continentales (Europa y África), presenta un clima cuyo rasgo básico definitorio es la diversidad.

La zona norte, que incluye Galicia, Cordillera Cantábrica y Pirineos, se caracteriza por un clima templado, con borrascas de origen atlántico que actúan prácticamente a lo largo de todo el año dando lugar a una alta humedad relativa y unas temperaturas suaves, templadas en invierno y frescas en verano.

En la costa mediterránea y parte de la Andalucía interior (básicamente la cuenca del Guadalquivir), el clima es templado, de veranos secos e inviernos suaves. En el resto de la Península, el clima predominante se caracteriza por veranos secos e inviernos fríos, rasgos que reflejan su carácter continental. En este área son característicos los anticiclones invernales, situación que origina inversiones térmicas (inversiones del normal decrecimiento de las temperaturas con el aumento de la altitud). En Canarias (especialmente en las islas orientales, pues en las occidentales inciden más las masas de aire atlánticas), y la franja costera de Murcia y Almería, el clima es seco, con precipitaciones muy escasas, inviernos muy suaves y veranos muy cálidos. La aportación total de la red fluvial española es de unos 109 km3/año (del orden de un tercio de los 346 km3/año precipitación total), de los que tres cuartas partes (82 km3/año) son escorrentía superficial directa, y una cuarta parte (29 km3/año) es escorrentía subterránea. Las transferencias externas globales tanto superficiales como subterráneas son muy reducidas frente a los grandes flujos propios, lo que resulta lógico considerando el carácter geográfico de país peninsular -separado del resto por codilleras e isleño, y, por tanto, su gran aislamiento hidrográfico en relación a otros países del entorno.

Más información: HISPAGUA

Organización política y adminstrativa

La Constitución española (CE) organiza el Estado territorialmente en municipios, provincias y comunidades autónomas, gozando todas estas entidades de autonomía para la gestión de sus propios intereses (artículo 137).

En el marco del estado autonómico (artículo 2 CE), basándose en el principio de autonomía anterior y en el de descentralización territorial, el Estado y las Comunidades Autónomas ostentan competencias de distinto rango sobre las diferentes materias. Las competencias a ejercer pueden ser legislativas (potestad de dictar leyes), reglamentarias (potestad de dictar reglamentos) y ejecutivas (cumplir y hacer cumplir las anteriores). La forma de repartirse estas competencias sobre cada una de las materias entre el Estado y las CCAA hace que se hable de:

  • Competencias exclusivas: cuando uno de los dos entes ostenta competencia plena sobre una materia.
  • Competencias compartidas: cuando cada uno de los entes se reparte las facultades. Por ejemplo el Estado dicta la legislación básica sobre una materia y la C.A. desarrolla la ley y la ejecuta.
  • Competencias concurrentes: cuando los dos entes ostentan las mismas facultades sobre la misma materia.

Así mismo, la CE establece en el artículo 148 las materias cuya competencia pueden asumir las CCAA en sus Estatutos y en el artículo 149 las que son competencia del Estado. Establece diferentes grados de competencia y, en el artículo 150, la posibilidad de transferir competencias estatales mediante leyes marco y leyes de transferencia.

Aspectos demográficos

Según los últimos datos oficiales del padrón (enero 2004) el número de personas empadronadas en España es de 43.197.684. La población real el 1 de enero de 2009 seg?n el INE era de 46.745.807 habitantes, muy por encima de las estimaciones que se habían realizado a partir del Censo de 2001.

Esta población no se distribuye de forma homogénea por todo el territorio nacional. La densidad media para España es de 91.13 habitantes por km2. Sin embargo, por comunidades autónomas se observan grandes diferencias. La que tiene una mayor densidad de población es la Comunidad de Madrid con 724 hab/km2; le siguen, pero con una cifra bastante menor, País Vasco (298) y Canarias (257). Por el contrario, Castilla-La Mancha con 23, Aragón, y Extremadura con 26 hab/km2 son las que tienen menor densidad. A nivel provincial, la densidad de población oscila entre los 9 hab/km2 de Soria y de Teruel y los 724 de Madrid.

Pirámide de población 2009 de España
Fuente: INE (Elaboración propia)

Más información: http://www.ine.es/prodyser/pubweb/espcif/pobl05.pdf

Aspectos de educación y sociales

En la educación se transmiten y ejercitan los valores que hacen posible la vida en sociedad, singularmente el respeto a todos los derechos y libertades fundamentales, se adquieren los hábitos de convivencia democrática y de respeto mutuo, se prepara para la participación responsable en las distintas actividades e instancias sociales.

El sistema educativo español, configurado de acuerdo con los principios y valores de la Constitución, y asentado en el respeto de los derechos y libertades reconocidos en ella y el la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del Derecho a la Educación, se orientará a la consecución de los siguientes fines previstos en dicha ley:

  • a) El pleno desarrollo de la personalidad del alumno.
  • b) La formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia.
  • c) La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, así como de conocimientos científicos, técnicos, humanísticos, históricos y estéticos.
  • d) La capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.
  • e) La formación en el respeto de la pluralidad lingüística y cultural de España.
  • f) La preparación para participar activamente en social y cultural.
  • g) La formación para la paz, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos.

El sistema educativo, comprenderá enseñanzas de régimen general y enseñanzas de régimen especial.

Más información: http://www.mec.es/

Aspectos económicos

El Producto Interior Bruto (PIB) a precios de mercado en 2004 se estimaba en 798.672 millones de euros. El crecimiento real de la economía española (tasa de variación anual del PIB a precios constantes) se situaba en un 2,7% para ese año, lo que significa que el incremento medio anual para nuestra economía en el periodo 2000-2004 fue del 2,55%.

En 2009 España, afectada por la crisis económica mundial, tiene un PIB nominal de 1.438.356 millones de $, lo que le sit?a en el 9 º puesto. En términos de paridad de poder adquisitivo España ocupa el 12º puesto.

Crecimiento del PIB en España (Fuente INE)
Gráfica 1: Crecimiento del PIB en España (Fuente INE)

En el segundo trimestre de 2009 el PIB tuvo el mayor retroceso, una variación anual del 4.2 %, desde que el INE comenzó a compilar información de este indicador. Uno de los aspectos en los que más se ha reflejado la crisis económica es en la tasa de paro, que en el cuarto trimestre de 2009 alcanzó el 18.83%

Más información: http://www.ine.es

Aspectos de salud

La Constitución de 1978 consagra el derecho a la protección de la salud para todos los ciudadanos, e inaugura en España el Estado de bienestar que permite el tránsito desde un sistema sanitario de Seguridad Social, de cobertura restringida y financiado a través de cuotas de trabajadores y empresarios, al Sistema Nacional de Salud de cobertura universal y financiado a través de los Presupuestos Generales del Estado vigente en la actualidad.

La Ley General de Sanidad aprobada el 25 de abril de 1986 (LGS/1986), recogiendo el espíritu constitucional, define el modelo sanitario español de acuerdo con los siguientes rasgos fundamentales: cobertura universal, financiación pública, gestión mayoritariamente pública de los servicios y descentralización de competencias hacia las CCAA. Se crea así el Sistema Nacional de Salud, concebido como el conjunto de los Servicios de Salud de la Administración del Estado y de los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas (CCAA). Este modelo se ajusta a la organización territorial del Estado autonómico que define la Constitución.

El Sistema Nacional de Salud nace pues con vocación autonomista. El proceso de transferencias a las CCAA y la consolidación de los servicios de salud autonómicos ha sido un proceso progresivo que se ha desarrollado a lo largo de veinte años. El SNS proporciona servicios directamente a más del 94% de la población, porcentaje al que hay que añadir un 5,2% de población cubierta por las Mutualidades del Estado. Proporcionar servicios sanitarios al país en su conjunto supone que cada año se llevan a cabo 246.000.000 de consultas en atención primaria.

En el ámbito de la atención especializada también se produce una gran actividad a lo largo del año. En el año 2001 se realizaron 53.991.100 consultas de especialistas, lo que indica una frecuentación de 1,35 como media en el Sistema Nacional de Salud.

España está entre los países de la UE cuyo gasto sanitario público representa un porcentaje del PIB menor. En 2003 el presupuesto inicial de los agentes que integran el SNS ascendió a 40.107.220.000 € de los cuales el 89% correspondía a las CCAA. En relación con el PIB supone un 5,4%, y en relación con la población protegida 990,3 euros por persona.

Más información: http://www.msc.es/home.jsp

Formulación de políticas y planificación: 

Formulación de políticas y planificación

 

El problema del agua afecta a numerosas materias de las recogidas en la Constitución, como pueden ser medio ambiente, pesca, agricultura, energía, sanidad, deporte y ocio, protección civil, etc., sobre la que cada una de las entidades territoriales tiene algún grado de competencia.

La Administración pública del agua en España se ejerce desde las cuencas intercomunitarias por las Confederaciones hidrográficas y en las cuencas intracomunitarias por las Administraciones Hidráulicas de la Comunidades Autónomas correspondientes. Las cuencas hidrográficas se dividen en intercomunitarias (cuando los ríos atraviesan varias comunidades) e intracomunitarias (cuando los ríos no salen de una Comunidad Autónoma determinada). Las cuencas intercomunitarias son las siguientes: Norte, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Segura, Júcar, Ebro. Las cuencas intracomunitarias se clasifican en las siguientes: Cuencas internas de Cataluña, Islas Baleares, Islas Canarias, Galicia Costa, cuencas internas del País Vasco, Cuenca Mediterránea Andaluza.

Más información: Hispagua

Gestión del servicio: 

ADMINISTRACIÓN

NORMA

ORGANISMO

MATERIA

•  ESTADO

Art. 149 CE
TRLA*

CONFEDERACION

DOMINO PÚBLICO HIDRÁULICO

•  COMUNIDAD AUTÓNOMA

Art. 148 Constitución

CONSEJERÍA

SANIDAD
MINAS
MEDIO AMBIENTE
CAZA
PESCA
MONTES
URBANISMO
A. MINERALES Y TERMANLES
DEPORTE, OCIO Y TURISMO
AGRICULTURA Y GANADERÍA

•  AYUNTAMIENTOS

LBRL**

CONCEJALÍA

URBANISMO
ABASTECIMIENTO
SANEAMIENTO
RECOGIDA DE BASURAS

* Texto Refundido de la Ley de Aguas

** Ley Reguladora de Bases del Régimen Local

Estructura y tecnificación del Regadío: 

El regadío es una pieza fundamental del sistema agroalimentario español. Aporta más del 50 % de la producción final agraria ocupando solamente el 13 % de la superficie agrícola útil de nuestro país. Una hectárea de regadío produce, por término medio, unas 6 veces lo que una hectárea de secano y genera una renta cuatro veces superior. Pero el regadío tiene grandes exigencias a veces contradictorias.

Por una parte, debe disponer de costosas infraestructuras que deben ser renovadas conforme la obsolescencia o el mal estado lo requieren.

Por otra, su papel de gran consumidor de agua ( es el principal usuario en nuestro país con un el 68 % del consumo total), levanta recelos e incomprensiones en un país como España, en donde existe una gran competencia por este recurso escaso entre los usuarios de los distintos ámbitos ( consumo humano, esparcimiento, industria, energía, etc.).

El Plan Nacional de Regadíos, que tiene como perspectiva temporal finalizar el 31 de diciembre de 2008, intenta paliar estas contradicciones entre la creación, mantenimiento y modernización de las infraestructuras y las necesidades de agua del sector agrario, buscando los siguientes efectos:

  • Ahorro de agua del regadío español
  • Mejora ambiental de las zonas de regadío
  • Mejoras sociales
  • Mejora de la productividad agraria
  • Coordinación entre distintas administraciones y departamentos
  • Actuaciones
  • Programa de apoyo

Más información: http://www.mapa.es/es/desarrollo/pags/pnr/principal.htm